“Yoga, la función respiratoria y pranayama”. Ejercicios

“El Señor Dios hizo al hombre a partir del polvo de la tierra, dándole vitalidad con un Soplo Divino”. Ge. 2:7

En la respiración esta la vida………quien medio respira, medio vive; los antiguos yoguis median la vida, no porel número de años sino por el número de respiraciones, por lo que la correcta respiración es una prioridad para el yoga.

Los yoguis observaron los animales y se dieron cuenta que los que tenían respiración lenta vivían mucho más, como elefantes, ballenas y tortugas, y los que tenían respiraciones cortas vivían menos, como ratones, conejos y perros; además encontraron una estrecha relación entre la respiración y la frecuencia cardiaca, encontrando que quienes respiraban mas lento tenían una frecuencia cardiaca.

El cuerpo sabe cómo respirar, nacemos respirando de manera correcta, pero esta función se va deteriorando con los años por múltiples causas, entre las que podemos mencionar el estrés, por lo que justamente la primera lección es sentir y percibir la respiración, ser conscientes de este proceso, que sea de manera rítmica, armónica, mesurada y fluida, notándose en poco tiempo. El efecto de esta práctica se percibe en el cambio de la expresión del rostro al relajarse, y que en el cuerpo todo se va volviendo rítmico y armónico; no se trata de cambiar nuestro patrón respiratorio, sino dejar que la propia fuerza respiratoria se manifieste y para esto debemos adoptar una actitud de observadores, testigos pasivos del flujo respiratorio, no hay que hacer nada, los pulmones “saben” respirar perfectamente, solo hay que permitirles que lo hagan.

Una práctica sencilla es observar:

-Cómo estamos respirando?: Detenemos la respiración?

La entrecortamos?

Pujamos?

-Cómo es la longitud de cada inhalación y cada exhalación?

Otra practica restablecer la correcta respiración y aumentar la capacidad respiratoria,

una postura simple de expansión de la caja torácica que se puede practicar todos los días:

Se empieza con los brazos abajo y las muñecas cruzadas; inhalando se suben los brazos hasta que la cabeza quede entre los brazos, exhalando se separan hasta que queden en cruza lado y lado del cuerpo; para regresar, inhalando se suben los brazos hasta que la cabeza quede entre los brazos, se cruzan las muñecas y exhalando se bajan a la postura inicial:

PRANAYAMA

PRANA es una palabra que tal vez muchos han escuchado pero que muchas veces es mal interpretada; prana es la fuerza de la vida o energía vital que permea absolutamente todo en la tierra y en el universo, existe en todas las cosas, animadas e inanimadas y YAMA es control o manipulación y significa también expansión (ayama), por tanto, pranayama es el control y la expansión de la energía vital; se logra mediante diferentes técnicas, pero los yoguis encontraron que es con la respiración una de las formas mas fáciles, pues el prana es la esencia del aire que respiramos y la respiración es una función involuntaria que podemos dejársela al cuerpo o controlarla por lo que nos facilita las diferentes técnicas.

Pranayama es realmente el control del movimiento de los pulmones, lo que hacen es atraer aire por una acción de bombeo, no es el aire en sí el que produce el movimiento, es esa energía vital, ese prana el que hace que los diferentes músculos muevan los pulmones atrayendo el aire hacia ellos; pranayama es el control muscular que mueve los órganos respiratorios, esa energía que se pone en camino por medio del sistema nervioso hacia los músculos y de estos hacia los pulmones haciéndolos funcionar. Cuando controlamos ese prana, veremos que todas las otras acciones de esta energía en el cuerpo irán poco a poco quedando nuevamente bajo control.

En el método Satyananda Yoga primero tenemos en cuenta la calidad y la capacidad respiratoria, el control y el conocimiento de la respiración. Con una respiración rítmica, armónica y fluida, se produce cierta tendencia en todas las moléculas del cuerpo a moverse en la misma dirección y entonces las corrientes nerviosas asumen un movimiento ordenado similar al de la electricidad y mejora sustancialmente la transmisión del impulso nervioso entre neurona y neurona; esta es una explicación fisiológica del beneficio que se logra con los ejercicios respiratorios y/o con técnicas de pranayama, y aquí vale la pena aclarar que los pranayamas no son técnicas de respiración, son técnicas que usan la respiración para influir sobre el flujo de prana a través de los canales pranicos (nadis o meridianos). Cuando nos abrimos a nuestra respiración nos abrimos al conocimiento de nuestras heridas personales y a la información que puede ayudarnos a ir más allá de ellas.

Autor: SWAMI GYANAMURTI


Formulario de comentarios

No hay comentarios aún.